miércoles, 16 de noviembre de 2005

Copyrights, copylefts

Cada vez más, me encuentro con este tipo de textos en cartas, newsletters, press releases, en fin, en toda la cantinela corporativa. Básicamente la estructura es algo así como lo que sigue:

Querido [inserte aquí su nombre, sacado de alguna base de datos]:

[Nombre de la empresa], [explicación de lo maravillosos que somos haciendo lo que hacemos], vamos a [como parte de nuestro plan de mejora de servicios crecimiento corporativo seguridad], [restringir parte del servicio que le veniamos dando en la siguiente medida] y [lo hacemos solamente por usted].

[Firma insertada de un tipo que no existe, o que le importa un comino que yo, puntualmente yo, tenga algún tipo de buena experiencia con su producto/servicio. Pero si las estadísticas van dando bien, todo ok.]

Orwell un poroto al lado de esta gentuza/yakuza. Por ejemplo, leer lo que está entre líneas es un deporte de alto riesgo... por ejemplo, el press release de Sony, con respecto a lo de los CD que venían con el rootkit este, y que ahora anda usando un virus. Esta pieza de la literatura de negocios contemporanea termina con la siguiente frase:

"Going forward, we will continue to identify new ways to meet demands for flexibility in how you and other consumers listen to music." "En el futuro, seguiremos identificando nuevas formas de alcanzar nuevas demandas de flexibilidad referidas a la manera en la que usted y otros consumidores escuchan música"

¿Esto quiere decir que son tan buenos que van a sacar los programas esos de porquería de los CD y me van a dejar escuchar música tranquila en el aparato que yo elija escucharla, sin necesidad de pedirle permiso a nadie o hacer veinte trámites de registración?

No.

Esto, según lo leo yo, que soy una persona un tanto desconfíada, dice que van a seguir poniendo trabas para que yo pueda copiar la música que les compro pero que, si me quejo lo suficiente, o si la EFF se queja lo suficiente, se van a tirar para atrás y van a hacer de cuenta que aquí no pasó nada. Yo no solamente escucho música, el CD es mío, porque yo te lo compré, Sony. Si quiero hacer origamis con el CD, es cosa mía.

Entiendo que proteger los derechos de los autores a su obra es importante, porque muchos autores viven de su obra (y sería lindo que muchos más pudieran hacerlo), pero... como con todo, nunca hay una cota para la avaricia de estas empresas y, en general, la realidad es que el porcentaje que se lleva el autor por su obra es mínimo cuando hablamos de estos grandes. Barb, por ahí vos tenés más datos acerca de esto. Como siempre, los sectores con poder económico se las arreglan para que esto termine siendo una pelea entre "el consumidor" y "el autor". Y esquivando del todo el tema de las ganancias que ellos toman de cada producto vendido o cada servicio vendido.

Y cada vez más, las cosas que compro con mi dinero no son mías, sino que me las prestan. Para el sistema económico que usamos ahora (neoliberal?), el concepto de propiedad privada solo es importante si es la propiedad privada de un grupo económico (ver libro "Vallas y ventanas", de Naomi Klein).
Si es la mía (como mi dinero, o mis CDs o DVDs, o tu XBox), ellos pueden elegir pasar las leyes que les venga en ganas y/o poner las protecciones que se les antoje para limitar mi propiedad. Claro, la excusa es que lo que yo estoy comprando es un un subconjunto de lo que me venden (¿será la famosa eXPeriencia?), y "ellos" elijen cuál es el subconjunto que se usa en esta temporada, no sea cosa que la que viene no puedan venderme algo distinto.

1 comentario:

Bárbara Din dijo...

La verdad es que es un espanto. Y sí, los artistas siempre perciben (en casi cualquier rama del arte) un porcentaje patético de las ventas. Los músicos suelen hacer la plata con las actuaciones en vivo y derivados, si son lo suficientemente famosos (apariciones en TV, reportajes, promociones, etc.), pero si dependieran del porcentaje de las ventas, van mal.
Es una mierda, el control lo tienen las grandes empresas para llenarse los bolsillos con el sudor ajeno (artistas) y la guita ajena (fans).
El derecho de autor es muy importante y aún en los países desarrollados no se tiene una idea muy clara de qué es ni por qué debería respetarse.
No sé cuál sería la solución, pero esta no es. Hace falta mucha educación y un cambio de mentalidad en cuanto al respeto del laburo intelectual, que la mayoría parece considerar poco importante y nada pagable.
Es un tema largo que da para hablar mucho, y es muy difícil ponerse de acuerdo. Pero hay que hacer algo. :S