sábado, 20 de diciembre de 2008

otra que se nos va


Via Planeta Axxón, via cienciaficcion.com, anteayer se nos fué Majel Barrett-Roddenberry, la Enfermera (luego Doctora) Chapel de Star Trek.

Había leído por ahí que en un primer momento la idea de Gene Roddenberry había sido que el Enterprise fuera comandado por ella, y en el piloto "The Cage" (con un actor que no es William Shatner como el cápitan de la nave) ella actúa como la primer oficial.
Interesante concepto para la época, sumado a la idea de la oficial de comunicaciones negra (Uhura andaba la última vez que la ví dando vueltas por Héroes).

miércoles, 17 de diciembre de 2008

un día en la vida de una wwoofa (toma dos)

Colectivo y ferry a la isla Waiheke y me encuentro con J., español radicado entre acá y el Tibet, que vive con R., mi anfitriona de esta semana. En el camino levantamos a otra argentina que anda por acá en plan de working holiday y nos caemos los tres a lo de R., que nos invita un té.

A la llegada la habitación sorprende, parece más un templo hindú que una habitación. En realidad, le han asignado a esta chica el rincón de la casa destinado a meditación y yoga (esta chica está en casa de budistas, parecería ser), con varios tapices mostrando imágenes de Tara blanca, que según R., la dueña de casa (inglesa viviendo en NZ desde hace más de 30 años), simboliza lo relacionado con la curación (¿donde me metí, Fabi?). La habitación es realmente, como dicen por acá, 'lovely'.

Misión del día uno: limpiar un jacuzzi con un balde de agua con detergente y dos sin (acá el agua es de lluvia y no se puede malgastar demasiado), tres trapos, dos pinceles artísticos y un destornillador. Lleva su mañanita, pero quedó bastante bien la cosa. Después se larga a llover, claro (igual tenía tapa).

A la tarde algo liviano, regar un poco las plantas y cosas de la casa. Ya sabía que esto iba a pasar, extraño la comida de M. y el ambiente familiar de la otra casa. Por otro lado, acá hay una linda bibliotequita, así que pispeo un rato técnicas de mosaico.

Misión del día dos: Nos ibamos a ir a pintar la otra casa, pero se largó la lluvia, se largó. Así que como viene gente a la tarde (R. va a hacer una ceremonia de limpieza de la casa que está vendiendo, con una shamana y algunas amigas), empiezo la ceremonia de limpieza más temprano. Mi versión es un poco más moderna e incluye una aspiradora que es el state-of-the-art de las aspiradoras. Mas linda que mi aspiradora, y además de que el modelo se llama 'Dyson', tiene forma de cohete de protones, así que me siento cual cazafantasma mientras voy por ahí limpiando. Una se divierte barato.

Y llega la gente y nos vamos a darle a los tambores por toda la casa (muy linda la ceremonia). Después, para variar, nos quedamos charlando y tomando té.

Su, acá se consigue un té de licorice que te gustaría mucho, me parece.

Misión del día tres: la pintura se demora por la lluvia, así que nos ponemos a diseñar el store de R. en Etsy.com. Hacía años que no veía nada de esto (esto vendría a ser qué se hace para armar una imagen y que quede potable) y de a poco me fuí acordando. Aguante Gimp! Finalmente, quedó bastante bonito, pueden darse una vuelta por http://sacredspirals.etsy.com y de paso pispear qué hace R.

Misión del día cuatro: Finalmente, día de pintura. Conozco a D., un chico chileno que está en la isla con su polola, se vinieron con una working holiday para aprender inglés. El pobre chico es contador y para peor, laburaba en E&Y. La pasamos bien charlando sobre la diferencia de algunas palabras en argentino y en chileno, y sobre los planes de viaje y sobre cualquier banana, basicamente. La cosa se pone un poco edgy entre R. y J., que andan estresados por la venta de las casas. Pero ya mañana me voy para Auckland, que el sábado tiene práctica Haere Mai y me dijeron que podía pasar a visitarlos. Así que repito el mantra "taikoooo... taikoooo" y trato de pasarla bien dándole al pincel.

A la noche, cena de chicas. Ambiente distendido y conversaciones interesantes. Muchas religiones dando vueltas, muchas anécdotas de vida en comunas. Vidas extrañas. No como la de una, claro.

Día cinco: J. no pasa a buscarnos para ir a pintar, estos chicos... Así que le damos a la compu toda la mañana, terminamos de configurar el store y de subir las fotos. Así que nos ponemos a sacar fotos, R. me cuenta sobre las piedras con las que trabaja, como las fué coleccionando y cómo es la vida por estos lados, cómo fué cambiando la vida en la isla en los años que estuvo por acá, y entre las dos intercambiamos ideas sobre "dios y los chicos, y otros cuentos".

Y me vuelvo a Auckland por un día, el viaje en el ferry es bien ventoso y parece que se viene una tormenta que bueno bueno apenas nos acercamos a la ciudad. Aprovecho y me relajo saliendo a cenar un poco, la primer cena afuera que tengo desde que salí. La camarera es tailandesa y su hermano vive en Chile. Me cuenta que sus sobrinitos hablan castellano muy bien.




En el hostel, comparto habitación con una chica alemana, ciclista-pura-fibra, y una yanqui de Seattle, super tímida. Salgo a averiguar como llegar mañana al lugar donde practica el grupo.

Taikooooo: ¡por fin! Rumbeando para el reducto de Haere Mai, los encuentro en el mejor momento... descargando tambores... y bué... que le hace una mancha más al tigre... gente super amable y me invitan a participar de la clase para principiantes, así que le damos a taiko bayashi sin asco. A la salida (carga de tambores), P. sale descalza cargando un wadaiko grandote mientras repite... "En New Zealand no usamos zapatos". A la alemana como que se le pianta un lagrimón, lamentablemente el suelo es de grava con piedras sueltas. En fin... adonde fueres (no, yo no, ¿eh?, yo Argentina y con zapatillas).

Este es el video que les decía del tema ese en el que se "pelean por tocar":



A., vasco él, me deja en Ponsonby, barrio cheto con casitas de fines del siglo XIX, desde donde me vuelvo caminando (a instancias de amable señor descendiente de portugueses que me insiste en no tomar el colectivo, el señor tenía razón, era un lovely day).

Y ferry de vuelta para Waiheke. Me encuentro a M., una cantante maorí y nos ponemos a charlar un rato (Argentina, New Zealand, Australia, la conexión de la gente con los lugares, etc). Parece negra y me dice que mucha gente le pregunta dónde aprendió a hablar inglés tan bien, se mata de la risa y me dice "yo nací acá". Ama New Zealand y se le nota. Me cuenta de las ballenas y los delfines alrededor de la isla, le digo que tenemos las mismas ballenas en Península Valdés.
El otro día, mirando un libro de uno de los escritores locales, Witi Ihimaera (el de Jinete de Ballenas), encontré al azar un capítulo que decía que migraban entre las aguas de Oceanía y Valdés. No se si será cierto o una licencia literaria, pero igual es una idea interesante.
M. me dice que su ex vive en Australia, y que si no fuera poco con las serpientes y arañas peludas, allá hasta tienen tiburones en el río.
Ya G. en Waiheke se había reído bastante con la editorial de una revista de opinión de acá (The Listener), que cerraba con un "lo mejor que tiene Australia son sus Neozelandeces".

De vuelta en la isla, hay villancicos navideños en la playa, así que rumbeo para ahí y me quedo tarareando un rato, pizza, colectivo y a la cucha.



Día siete: Hoy mudanza a lo de K., mi siguiente lugar, pero antes ayudarla a R. con el stand en la feria y arreglar con otra vecina, S., para pasar otro día a ayudarla un rato con el jardín. M. es una de las cantantes que participa en la feria, así que hasta la pude escuchar cantar un rato.



Y lo de K. es otra historia, para contar otro día.

martes, 16 de diciembre de 2008

por un tantito así


Qué cerca que estuviste, chabón.

http://www.nytimes.com/2008/12/16/world/middleeast/16shoe.html?_r=2&partner=rss&emc=rss

"(...) In the Baghdad neighborhood of Sadr City, people calling for an immediate American withdrawal removed their footwear and placed the shoes and sandals at the end of long poles, waving them high in the air. And in the southern Iraqi city of Najaf, people threw their shoes at a passing American convoy. (...)
“Although that action was not expressed in a civilized manner, it showed the Iraqi feelings, which is to object to the American occupation,” said Qutaiba Rajaa, a 58-year-old physician in Samarra, a Sunni stronghold north of Baghdad.

But many more expressed undiluted pleasure. “I swear by God that all Iraqis with their different nationalities are glad about this act,” said Yaareb Yousif Matti, a 45-year-old teacher from Mosul, in northern Iraq.(...)"


Via BoingBoing.com, muy bueno el comentario de Cory Doctorow:

"(...) the world press has rushed to tell us that throwing shoes is a really bad thing in the Arab world. Not like here in the west, where it's a gesture of affection." o
"la prensa mundial se apresura a aclarar que tirar zapatos es una cosa realmente mala en el mundo árabe. No como acá en occidente, donde es un gesto de afecto.


Via la CNN:
http://edition.cnn.com/2008/WORLD/meast/12/15/shoe.reporter.profile/index.html

Mientras tanto, por acá, un esclarecido periodista kiwi asegura que "lo único que tenemos que hacer para evitar la crisis económica es parar de mandarle plata al gobierno estadounidense".

Y via boingboing también: http://www.boingboing.net/2008/12/15/iraq-shoe-tosser-guy.html

sábado, 13 de diciembre de 2008

connie willis tenía razón


Los villancicos navideños son un peligro...

On the twelfth day of Christmas my true love sent to me,
Twelve possums playing
Eleven wetas racing
Ten tui tapping
Nine paua paddling
Eight wild pigs
Seven merry moa
Six sheep a surfing
Five moreporks
Four tuatara
Three sporty eels
Two trout on skis
And a kiwi in a kauri tree.

Imagenes explicativas en The New Zealand 12 Days of Christmas.

Raddy: Me acabo de hacer una caminatita peor que aquella de Palo Alto. Los kiwis no iluminan las calles periféricas. La periferia tampoco tiene muchas casas. La periferia está al lado de una reserva ecológica. No sabés como te extrañé.

jueves, 11 de diciembre de 2008

durmiéndose en clase

¿Adivinen quién no estaba escuchando a la profesora en Camuflaje I?



Sí, sí, después se acordó, "soy una ramita, me mece el viento", y empezó a balancearse... pero como que el lugar no le cerraba...

lunes, 8 de diciembre de 2008

un día en la vida de una wwoofa (toma uno)

Una se levanta a la mañana en una casa que no es suya, se acicala, se calza los pantalones más gruesos que encuentra y las botas de goma y se va para la otra casa que tampoco es suya.



En la otra casa se saca las botas en la puerta y se entra, se saluda, buen día, buen día, qué tal, como está el clima. No, el servicio meteorológico de NZ tampoco funciona.
Se prepara el desayuno alegremente, que consta en general de unos mates (ya han pasado los comentarios risueños acerca de que el mate de una parece una pipa de crack, y de que si es legal o es ilegal, y se han hecho las demostraciones de rigor presentando a los anfitriones neozelandeces un mate cebado como se debe :) ) y de un par de rodajas de pan tostado con miel caserita de las abejas de acá (hoy me corrió una).
A eso de las 9:00 se enfila para el lado de la tarea de la mañana. Tarea de la mañana en estos pagos se define como algo que uno no haría en ningún otro momento que se lo pudiera pensar mejor. Ejemplo, mover esas piedras de acá hasta allá. O limpiar de arbustos espinosos (goarse) un campo en 45° de declive (puedo estar exagerando...). O clavar postes a la cerca. Por suerte a los guantes y ropa de trabajo se suman unos guantes dobles y un protector de brazos, invento japonés.



Cada tanto, cuando nos cansamos, nos sentamos un rato a recuperar el aliento. El ritmo es tranquilo. Pero el aliento escasea. :)

Cambio de tarea y el entretiempo es, muy british, con un té. Charla con G. y M. de economía y política internacional y de como la educación va para atrás y las financieras acá se funden y el valor de la propiedad baja y...

...cuando nos cansamos de deprimirnos, volvemos a trabajar con algo más livianito, para mechar un poco, como sacar raíces de la tierra donde se van a plantar verduritas o levantar hojas de comfry para fertilizante líquido o buscar hojas de bambú para las terrazas donde se plantan las anteriormente mencionadas verduritas.

¡Almuerzo! Dos sanguches que prepara M. Una de las mejores cocineras de la galaxia, sino del universo, acompañados de un técito. El otro día G. me mostró el álbum de fotos de la familia de él. Padre piloto en la segunda guerra (Dresden inclusive), madre técnica en electrónica de aviones. Ahora está casado con una japonesa y uno de sus mejores amigos es un alemán. Las guerras les sirven a los de arribita, nomás.

Y después del almuerzo vemos que nos toca. Algo más livianito para la tarde, como cascar nueces de macadamia y clasificarlas por tamaño, o bañarlas en chocolate usando ohashi.



O ir a buscar mariscos a la playa para el tempura de la cena.



O a seguir charlando con el comfry... o por ahí desyuyear alguna de las terrazas. Siempre trabajamos en patota, lo que lo hace más interesante. Cada tanto alguien pregunta o cuenta algo. A saber:

- Los planes de G. en los últimos años para el lugar donde estamos trabajando, que había ahí cuando llegaron. Qué va a haber en unos meses.
- Explicación de técnicas de construcción yanquis por L., la neoyorquina, que trabaja en el verano en un campamento de jóvenes.
- Autores japoneses por M., que estudió Literatura y que, claro, recomienda leer a Murakami Haruki. Le pregunté por Banana Yoshimoto y me dice que el primero es interesante por lo nuevo, pero que después siguió escribiendo lo mismo.
- Definiciones sobre el matrimonio, uniones civiles y esas cosas.
- Educación, educación, educación. No hay un panorama positivo acá tampoco.
- Comparativa de tradiciones o "buenas maneras" en tres o cuatro de las culturas que conocemos entre todos.
- Costumbres locales de... Argentina: vino en pingüinos, mate, día de los ñoquis; New Zealand: Tramping (no, no es eso, es montañismo), Rugby league (no es el común, no, este es "de hombrecitos"); Japón: cómo dejar los zapatos en la puerta, como darse cuenta que ya es hora de picarselas si uno empieza a saludar inclinándose cuando habla por teléfono.
- Cómo era irse de tramping acá en NZ hace unos 20 o 30 años.
- Anécdotas de viaje, comidas de viaje (el jamón y el queso en un pueblito de Italia, por ejemplo).
- Nombres de flora y fauna, local o importada; nombres de frutas, manera de prepararlas.
- Técnicas orgánicas (ah, claro, ¡me olvidaba!)
- Oh-tantas-cosas...

Y luego, a bajar mails, más té o mugui-cha frío si hace mucho calor. Y una ducha (dos quilos de tierra menos) y a cambiarse. Y a caminar por ahí o seguir con la compu hasta la cena.
En otra de las excursiones fotográficas de G., nos mostró fotos de sus épocas de buzo. Impresionantes los bichos en los mares de NZ.
La cena es a las 18:00, claro. Y esto de que el primer lugar por el que pase sea la casa de la mejor cocinera del universo conocido... va a complicar las cosas para el resto del viaje. G. y M. hacen su propio vino, de guava, de uva y también honey mead. Tengo que aprender a hacerlo, que es muy rico.

El sábado pasado cociné empanadas y este (hoy) voy a cocinar ñoquis de papa con salsa de crema, jamón y hongos. L. preparó el domingo algunas recetas de comida India del padre y de la hermana. Así que con eso y los okonomiyake, tempura, sushi, kuni-manju, tartas, oniguiri, pizzas y picadas multicolores y multicomponente de M., tenemos por lo menos 3 o 4 continentes cubiertos. Siempre cenamos con ohashi, excepto para las empanadas y los kunimanju, por razones obvias.

Y luego una se vuelve a la otra casa y se lee un rato, o se escribe algún artículo para el blog (como éste), o se repasa algo a ver si se inspira de una vez por todas y termina ése cuento de una buena vez (no, ése todavía no, Dany! :) ).

Y el día se termina mirando a Venus por la ventana (si no está nublado) y yéndose (una) a dormir.

jueves, 4 de diciembre de 2008

de la flora y fauna locales (I)


La fauna local es más bien rara. Hoy a la mañana ví un insecto de lo más divertido, por ejemplo. Se llama weevil y es una especie de escarabajo liliputiense con frac.


(No es exactamente este, pero es un primo que se le parece bastante.)

Acá no hay bichos peligrosos (excepto los humanos, claro) y mayormente estamos hablando de pájaros y marsupiales (creo que el único mamífero nativo es un murcielaguito, foto vía http://lpmpjogja.diknas.go.id/kc/b/bat/bat.htm).
Los mamíferos fueron introducidos por los colonizadores maoríes y europeos, y cuando las primeras ratas y gatos salvajes llegaron acá, varias especies de pájaros no voladores (pájarracus pajarónis) desaparecieron en escasos minutos, sirviendo de cena para los nuevos vecinos del barrio.

Por ejemplo, siendo las 20:40 masomenos, empiezo a sentir ruidos en el techo de la casita. O es un gato salvaje o es un possum. El possum es un marsupial muy molesto (se le da por correr arriba de MI techo a la noche), y además tiene la costumbre de moverse en patota y cenar siempre en el mismo lugar. Como comen hojitas, me cuentan por acá que en un par de años son capaces de bajarse un árbol entero.
Todavía no ví ninguno, pero en cuanto lo agarre... ni Greenpeace lo salva. Hay dos tipos de possum, el que anda por ahí y el que se ve aplanado en las rutas.

Por supuesto, el bicho nacional por acá es el kiwi.



Tampoco ví ninguno, porque son de hábitos nocturnos... y ya sabemos que yo no. Pero espero, en algún momento, ver alguno que no esté embalsamado. Hay muchos tipos de kiwis, algunas fotitos a continuación.

http://worldofcae.blogspot.com/2008/04/new-zealand-kiwi-icon-of-national.html
http://scienceblogs.com/grrlscientist/2008/03/a_kiwi_in_washington_dc.php

Este es un link a otro pájaro que no vi, el takahe: http://www.geocities.com/heartland/woods/1317/nz15.html, y que además parece que tiene links que por ahí después me doy una vuelta.

Lo que si ví hasta ahora son tuis (singular: tui), que es una especie de picaflor mamotrético, del tamaño de un tordo (o un poco más grande), con plumaje azul tornasolado y negro y un plumón blanco de corbata muy bonito. Lo de picaflor viene porque son libadores de flores. Tiene un silbido como si a una puerta le faltara una mano de WD40.
Hay otro pájaro que no se qué es, pero se la pasa cantando la primer parte de "cuando los santos vienen marchando". Por supuesto, ya me la pegó.

Hay un pájaro verde brillante, de cabeza roja, que pude ver a la distancia. Por los colores, sino por la forma, parece una cotorra. Pero la forma que tiene es de pájaro estándar Nro 4. Acá el apuntador electrónico (G.) me informa amablemente que el nombre vulgar es "rosella", y buscando en el link ese que viene ahora veo que podría ser una "eastern rosella". Y sí, e' una psita-cosa, e'. Y viene de Australia. Más info acá.

Una página con info interesante de las aves de New Zealand: http://www.nzbirds.com/birds/gallery.html

Y codornices (californian quail). Los machos con el copete ese tan rídiculo. Me mato de risa mirando por la ventana del living a uno, que se para arriba de una montaña de ladrillos y mira para el valle del estuario de Ngunguru, me imagino que al grito de "I'm the king of the woooorld". Verlos volar, sobre todo a las crías, me hace acordar el tema de los dinosaurios.

Otro bicho que no vi pero que es típicamente neozelandés es el tuatara, un lagartito nativo, que parece que es el bicho que evoluciona más rápido, mire ud. (eso o los de New Scientist están majaretas: http://www.newscientist.com/article/mg19726495.000?DCMP=NLC-nletter&nsref=mg19726495.000)

Otro bicho importado con historia que ví son las ovejas de la isla de Arapawa, que subí algunas foticos del rebaño que tienen acá a Picasa.

From Whangarei, New Zealand


Bueno, esta fué la parte de la fauna... la flora nos queda para otro día.