sábado, 3 de enero de 2009

Un día en la vida de una wwoofa (toma tres)


Todavía en Waiheke, y la madrugada de la isla encuentra a esta chica pasando a la clandestinidad wwoofer, en la casa de K. (caballero inglés), que no es un Host oficial, pero que parece bastante interesado en el 'código de honor' de la institución. Por suerte, no hay ninguno escrito, más allá de la recomendación de ayudar a lavar los platos cuando se termina de cenar.

La hospitalidad kiwi es muy extraña, esta gente te invita a su casa y después se va a pasear por ahí. Al inquirir a mi contacto oficial kiwi sobre si esto era una una práctica común en estas islas, respondiome que sí. Así que unos días de soledad me vinieron muy bien, unas mini-vacaciones dentro de estas vacaciones.
Aproveché para darme una vuelta por una reserva que hay acá, Whakanewha (foticos en Picasa), donde papá oystercatcher me corrió un rato porque me acerqué demasiado a su pichón oystercatcher. Bueno, la playa era grande.
Acá va una muestra de un Tui cantando un poco:



Entonces, las tareas de estas semanas han sido, entre otras:

- Replantar tomates (a definir si es una buena idea esto de usar los tomates que van brotando de la tierra de compost, o seasé los hijitos de las ensaladas del año pasado, habría pronósticos de insípidez).
- Mover madera a una pila de leña (quedó un primor).
- Desyuyar, desyuyar, desyuyar... Thoreau no entendía nada, obviamente.
- Lijar sillas 'recuperadas' de la última semana de basura inorgánica en la isla. Hacen juego con la mesa 'recuperada' en la semana inorgánica de hace dos años atrás.
- Plantar fertilizante
- Regar las plantas
- Mover un monstruo de aloe (eso no era una planta, era un trífido y trató de matarme!)
- Luchar contra el jazmín trepador (un hermoso jazmín del país). Pobre jazmín. El árbol que estaba abajo fué gratamente sorprendido (o no) cuando vió el sol de nuevo.


Y me autoasigné un par de experimentos. Uno de los cuales fué probar la 'marmite', un extracto de levadura que hacen acá y que, según mi contacto oficial kiwi, los locales usan de variadas maneras, desde como pasta untable para las tostadas hasta como base de sopa instantánea, mezclándola con agua caliente. K. procede a elevar la apuesta, agregando degustación de 'vegemite', la versión australiana. Todo un desafío. Por suerte me gustó más la marmite, que sino Alex no me dirije más la palabra, sospecho.

Otro de los experimentos fué usar un tubérculo neozelandéz como base para preparar ñoquis de papa. O sea, cociné ñoquis de kumara. Hemos avanzado varios años desde aquellos horrendos ñoquis de azúcar impalpable (24 años después, me tenían que salir bien...). Así que seguí la receta de Blanca Cotta (usando harina leudante en lugar de harina común o, dios no lo permita, azúcar impalpable) y preparé una salsita Alfredo para acompañar. Bastante bien, aunque K. estaba un poco preocupado por mis posibles demandas como wwoofer luego de que fuera yo la que cocinara.

Lo que no salió muy bien fué el dulce de leche... demasiada cocción, creo que K. todavía debe tener el pote con el cuchillo clavado en el dulce de leche. Otra que Excalibur.

Dado que era la semana Navideña (y que mi anfritrión fué tan amable de incluirme en sus planes), anduve de aquí para allí conociendo gente de la isla. Gente interesante, historias interesantes.

El sábado aproveché a pasear un rato por el mercado de productos orgánicos y artesanías, y el domingo rumbeé para el festejo del Solsticio de Verano en un centro local de Narradores, "Había una vez en una Isla", que festejaba sus dos años con una fiesta, armado de girasoles, juegos con soles y narración de la leyenda de Maui y sus hermanos (hermanas + hermano en esta versión), capturando al sol para que no pase tan rápido. Y ciruelas y torta de zanahoria y cupcakes con crema de limón que estaban riquísimos. La piñata se resistió a marcar el cierre, así que tuvimos que esperar un rato para atacar las delicias. Tanya (la dueña del establecimiento y cuentista) dijo que el año que viene la piñata la iban a armar ellos, ésta era indestructible.
En la vuelta a la casa, aproveché y me armé de un paquete de fish 'n chips (pescado con papas fritas, que le dicen).

Costumbres extrañas que tiene la gente en estas Navidades Oceánicas:

- Crackers: Estos eran como unos caramelos de papel gigantes, y los chicos (2) los agarraban desde cada punta y tiraban para que explotaran. Adentro había una sorpresa. Ahora entiendo Harry Potter. Yo pensé que eran galletitas...
- Boxing day: El día después de Navidad en Inglaterra. Según K., porque la gente en UK empaquetaba la comida en cajas y las daba a la gente pobre. Nuevamente, he vivido en el error... yo pensaba que era por la revolución de los boxers en China... estem...
- Torta de Navidad... bueno, eso. Comen torta, en Navidad. Y la llaman torta de Navidad. En fin, gente extraña.
- El 24 está mas muerto que... bueno, no soy Ricnar. No sale nadie el 24. La gran fiesta familiar es el 25 de diciembre.
- Sombrero de Navidad. No me pregunten, me agarré uno y lo usé. Sin comentarios.

Pasé el 24 a la noche en una playa vacía, con las macadamias en chocolate que me quedaban y una Leffe que nunca había probado (ni blonde, ni brune, ni triple... ¿zombie?).

Y charlas, charlas, charlas.
Y un poster que me encuentro arriba de la mesa, muy divertido (y revelador):
http://www.joeydevilla.com/2008/12/04/kiwi-vocab-how-to-speak-new-zillund/

Y esto de llegar a un lugar e irse se hace más complicado cuanto uno más conoce a la gente.

3 comentarios:

Dende dijo...

Tui como la cerveza :0.

Si tenías unos mangos, en boxing day los shopping hacen descuentos de no creer, pero 50, 60, 70% off solo ese día.

Kumara es camote me parece, en americano es sweet potato, en británico, kumara.

Que sigas bien!

Baterflai dijo...

Me encaaaaaaaaaaaaaaaaanta tu blooooooog y todo lo que contás. Ya te lo dije ochenta veces, no? Bue, ochentayuno. :)
Estoy sacando muchas muchas fotos y haciendo contacto con gente dedicada al tema, después te cuento!
(Sabés qué risa me dio ayer ir a una muestra de fotografía sobre inmigración y darme cuenta de que una gran cantidad de las fotos expuestas habían sido sacadas en el Paredo, no?)

chalten dijo...

Dende: Me parece que no es la variedad de batata que tenemos en Argentina, por lo menos. La Tui (cerveza) todavia no la probe, incursione con la Speights y la Red Lion por ahora. Seguiremos investigando.
Bater: Cuentese, cuentese! Ayer anduve leyendo sus posts findeanieros y pase de matarme de la risa a emocionarme un cacho, que cosa!
Abrazo a los dos! L.