sábado, 10 de enero de 2009

otro día en la vida de una wwoofa (toma cuatro)


Un poquito más al sur en estos días, todavía en la isla norte de Nueva Zelanda, en un pueblo que se llama Clive (cerca de Napier, una “ciudad art-deco”). El lugar se llama Hohepa Homes & Farms y es una fundación que trabaja con personas con discapacidades mentales, mayormente casos de síndrome de Down o autismo.

La chica se levanta a la mañana, se prepara un desayuno y a eso de las 7:30 empieza el día de trabajo en la granja. Esto es distinto que los lugares anteriores en varias cosas. Primero, el tamaño. Nada de parches pequeñitos de vegetales o jardines de casas, acá hay 200 metros de cebolla, otros tantos (o el doble) de maiz dulce, la mitad en sandías (planta delicada pero muy bonita). G., el responsable de la granja de vegetales dice que son las más dulces del mundo... G. es brasileño, claro :). Pero M., la wwoofer alemana que también se está quedando acá, planea volver en febrero para verificarlo por sí misma.

Además hay arvejas (también dulces). Y miles de metros de remolacha... puedo estar exagerando, pero parecieron miles cuando los tuvimos que desyuyar.
En realidad el parche mas complicado de desmalezar fue el de las cebollas. Pero finalmente las encontramos, estaban escondidas abajo de todo ese yuyerio. Al grito de we-eee-ding! we-eee-ding! decidimos que no iba a quedar un yuyo en pié. Por lo menos hasta la hora del break, que es a media mañana. Un té o un cafecito, alguna fruta y de nuevo al campo.
Hohepa tiene varias certificaciones de cultivo orgánico, Demeter y Bio-Gro (biodinamics). Y también tienen un tambo, con unas 50 vaquitas y un toro que aparece y desaparece. Con la leche (de las vacas) producen quesos: mozzarella, feta, y de rallar con semillas de anis (o fennel) y con ajo y albahaca. Tienen varios premios nacionales con sus mozzarellas y el queso feta. También hacen yoghurt griego (riquísimo con albaca o menta) y ricotta. En fin, realmente es un placer preparar un almuerzo teniendo a disposición estos manjares. ¡Zuchinis con gusto! ¡Cebollas con gusto!

Después del break seguimos con alguna otra cosa, como desyuyar. A veces también desyuyamos. Cuando nos aburrimos de desyuyar en un lado, seguimos haciéndolo en otro. Gracias Fruss por el comentario de las manos, me hizo sentir bien :)
Bueno, no es solamente combatir los yuyos. Otras tareas que hemos ido teniendo estas semanas han sido:

- Lunes, miércoles y viernes son días de cosecha, así que levantamos arvejas, remolachas, rabanitos, acelga, silverbeet (parecido a la acelga), ajos (¡riquísimos!), zuchini amarillos todavía con la flor pegada, bróccolis. Todo en cajas, se reserva algo para las casas y para la cocina de acá y el resto lo llevamos al local de venta al público que hay a la entrada.
- Replantar apio y perejil. Los bichitos estos empiezan en una maceta comunal, todo muy promiscuo, y los pasamos a los macetines donde van a alojarse los siguientes días hasta que estén listos para ir a la tierra.
- Plantar bróccoli (pasarlos de los macetines a la tierra con un tractor y una maquinola preparada a tal fin).
- Sembrar semillas de cabbage, kale y bróccoli en los macetines (las sembramos antes de ayer y hoy ya están asomando los brotecitos, cual ejército de zombies (verdes) surgiendo de la tierra. Son una ternurita.


- ¡Vacaciones en la quesería! Me calcé unos pantalones y remera de tambo, con sendas botas de gomas blancas prístinas y esterilizadas y me zambullí en el tambo, a dar vuelta quesos y estanterías y limpiar todo con una mezcla de limón y vinagre para que no se formen hongos. I., otro amable brasileño repatriado en NZ desde hace unos 20 años y el responsable de la quesería, me dió un tour cuando terminé, explicándome el proceso que usan para producir leche y los derivados. En Waiheke me habían dicho que no se podía comprar leche cruda (sin pasteurizar), pero I. me aclara que las personas pueden comprar un máximo de 5 litros a las granjas, si las granjas están autorizadas. En el caso de ellos, que usan homeopatía en toda la granja (sí, eso) y otros métodos aprobados por las organizaciones que los certifican, creo que consumir esa leche cruda debe ser mucho más sano que la de un sachet de La Serenísima. El olor en la quesería era ríquisimo, me hubiera quedado a vivir ahí si no fuera porque están a una temperatura no apta para mi. Buchu, a vos te hubiera encantado. I. también me da un potecito de yoghurt griego para la heladera de la cocina.
- Preparar compost. Sería casi como cocinar una torta con los siguientes ingredientes: Paja, pasto, tierra, compost anterior, agua, fosfatos y azufre, lime (que no se qué es, pero es corrosivo) y bosta de vaca (licuidificada). Uno va creando varias capas de cada componente, intercalando colores de una manera muy artística, y luego se cubre todo con más paja y se deja fermentar por la cantidad de tiempo que sea necesario, al menos unos 5 o 6 meses. Esto es la receta para vegetales, hay otras recetas para otros cultivos, claro. Dice I. (otro I., este es un ex-programador de Oracle escocés que se vino a buscar un poco de aire y sol y trabaja acá desde hace unos años) que todavía después de mucho tiempo de armar la pila, uno no puede meter la mano por el calor que genera. El porqué uno querría meter la mano ahí es algo que no me resulta claro de entrada, pero bueno... hay gente para todo.


En el almuerzo nos juntamos todos en la casa de la granja (que es donde está la cocina, living y baños/duchas) y preparamos un almuerzo. P., un kiwi algo extraño, es una fuente de conversaciones interesantes a toda hora. La primer semana estabamos con M., la alemana y con M., una señorita austríaca, y tuvimos algunas conversaciones interesantes sobre métodos educativos.
Hohepa es una escuela también, basada en el método de Rudolf Steiner (Escuelas Waldorf), y es una comunidad anthroposófica. Hay que investigar.
En los últimos años y luego de algunas dificultades económicas cambiaron un poco la orientación e incorporaron nuevo management, de ese que uno prefiere no tener cerca, pero que rinde mejor en términos económicos. En fin, historia conocida.
La gente con la que trabajamos en la granja, y la que veo en las casas a la noche cuando vamos a cenar con los residentes dedica su vida a este trabajo. Es gente que está orgullosa de los productos que generan y gente interesante para hablar, incluyendo a G., el responsable de la granja, que es un neozelandez, no un kiwi, ¿eh?. Así que nos encontramos con un movimiento disidente a la identificación nacional con el plumífero. Omito hacer el comentario sobre los semejantes huevos del kiwi...
G., el 'neozelandés, no kiwi', con I. y G., los brasileños, nos cuentan sobre los métodos de cultivo 'alternativos' que usan acá, incluyendo preparados homeopáticos para mejorar las tierras y las plantas que pululan por aquí. Una tarde, yendo para Clive a tomar un micro para un festival de cine al aire libre, lo vi a G. de lejos rociando los límites del terreno con uno de esos preparados.

El otro día, mientras estabamos desyuyando los bróccolis me sorprendió una ráfaga de menta. En algunos lugares se puede oler incienso y mirra. Ah, y el olor ácrido de los tomates (y los 'perfumes' del campo, claro, chanchitos incluídos)... Este es un buen lugar, se respira tranquilidad.

El festival de cine era en un anfiteatro, en una de las vinerías (Black Barn) de Havelock North, un pueblo cercano. Fuí a ver “The edge of heaven”, una co-producción inglesa, alemana y turca. La película me gustó, una versión más simple y mejor lograda de “Babel”, aunque algunos cambios en los personajes no estaban muy bien justificados. La fotografía, muy buena. Y las actuaciones también. El micro era uno de esos ingleses de dos pisos, el típico micro rojo londinense. Así que fué un respiro vacacional en este tema del laburo de granja, el lugar estaba bastante elevado y se podía ver el atardecer sobre los viñedos, las montañas (Te Mata), el mar y Napier de fondo a lo lejos.
Una mujer que me levantó en auto ayer viniendo de Napier me dijo que ella también había ido, pero que justo se le había sentado un grupo de señoras excedidas en el buen vino local, y que se pasaron hablando toda la película.

A la noche vamos a cenar a alguna de las casas. La primer semana me quedé en Anyon House. Aunque al principio fué dificil, después me encontré bastante a gusto. Cuando llegó F., un chico alemán que está en plan de vacaciones juveniles que crashean un poco con el ritmo tranquilo de esta chica y de M., me pasé a la casa donde M. va a cenar, Ruby House. En las casas viven los residentes con los encargados de casa (House parents les dicen por acá). De acuerdo a los diferentes niveles de discapacidad, los residentes pueden trabajar acá o afuera, estudiar en los talleres, o algunos necesitan cuidados contínuos. Hay casas 'de transición' donde están las personas que van a salir de los hogares.
Hay una escuela para chicos también, en una comunidad cercana, Poraite. Acá en Hohepa son todos adultos.

Otras cosas que anduve haciendo estos días fué:
- Dulce de leche. Esta vez, casi me sale :) Quedó un poco duro, pero definitivamente más untable que la anterior.
- Sigo con el 'diseño' del web site de RM, una holandesa que vive en Waiheke y que necesitaba un cambio de cara a su site.
- Empecé a leer The whale rider, de Witi Ihimaera. Leyendo las cosas de Cixous en el DVD de M'o (¡Gracias de nuevo!)
- Caminar a Napier, para la fiesta de fin de año. Tuvieron unos fuegos artificiales en la playa, y música. Empezamos la vuelta con M. un ratito antes de las 12:00AM para ver los fuegos artificiales sobre el mar.
- Intentar caminar para el lado de Cape Kidnappers. No llegué, pero vi unos lugares muy bonitos en el camino. Son las fotos de los patos, cisnes y plantaciones de manzana que están en Picasa.
- Hicimos tarde de cine con M. y vimos Persépolis. Me hice de una botellita de un vino blanco local (variedad Müller-Thurgau) en el super de Clive y nos tiramos en el sillón a ver la peli en la maquinola.
- Cosechar higo de tuna de la playa camino a Napier. La pucha que vale la pena estar vivo... ya me había olvidado el tema de esas espinitas...

Ya este lunes emigro para la costa oeste, a mi siguiente lugar de wwoofeo. Más noticias en un próximo boletín.

No hay comentarios: