domingo, 6 de abril de 2008

...aunque el fuji esté invisible

Locación espacial: Naha, Okinawa, o las Ryukyu, que le dicen por acá. Ya cansadita de tanto dar vueltas por aquíses y alláses, me queda resto para darmela de turista e irme de excursión a un acuario, y ya.

Así que hoy vino de playa a la mañana. Inauguraban el balneario de la ciudad, con algunos juegos para los chicos como "agarrar la anguila": piletón de lona en la arena, repartija de bolsitas de nylon para meter los bichos, conteo pá' atrás y todos adentro a tratar de agarrarse una. Las bichas presentaban batalla, pero los pequeninos no les dieron tregua.

Y después había una actividad en el museo de cerámica, donde uno podía armar su propio shisa (el león que la gente pone en los techos y las entradas de las casas). Había que esperar dos semanas a que se sequen, así que fuí a chusmear y a levantar pruebas documentales. Ya haré el enchastre en casa, siguiendo las instrucciones de la amable ceramista.

Sobre esto... algunas de las piezas podrían describirse como "bowls destartalados y con el esmalte todo chorreado por arriba". Me enamoré perdidamente de uno en especial, pero el precio me hizo reconsiderar el tema... casi 500 pesutis de los verdes... y ahí me acordé de lo de la ceremonia del té... un mapa sensorial el cacharro de porquería. Ahora me pregunto si me hubiera gustado tanto si no hubiera sabido qué cornos era... probablemente lo hubiera mirado con más atención después de ver el precio, pero quién sabe si no lo hubiera descartado de entrada por lo irregular de las formas. Quién sabe... Para ver masomenos de qué cornos estoy hablando, se puede chusmear está página: http://www.2000cranes.com/artists_Kotoura/items/WA033.htm

En fin, hay varios posts pendientes con cosas interesantes e info sobre todo esto, para cuando vuelva. El martes pa' Tokyo de nuevo (última llamada para medida de tabi!).

No hay comentarios: